Anna Wintour, la demócrata de Nueva York

“Una revista como Vogue siempre tiene que reflejar lo que está pasando en el acontecer mundial”.

Anna Wintour

Por Juan Ernesto Trejo*

 

Foto1

Anna Wintour en la Casa Blanca. Fotografía de Alex Wong (Getty Images)

De lo erróneamente descrito como frívolo e insignificante, a lo que acertadamente mueve masas y coordina políticas, la moda forma parte de la cultura popular de las civilizaciones. La creación de una prenda va más allá de la utilidad que esta tenga. Las tendencias han logrado reunir y vestir a miles que se sienten identificados con ellas. Artistas, y ahora políticos, forman parte de la difusión de esta industria.

Por supuesto que la moda cumple con el objetivo de vestir a las masas, pero ¿Qué pasa cuando esta se mete en la política? ¿Qué sucede cuando, al pagar por una prenda, ese dinero se va a la campaña presidencial de un candidato? ¿Cómo lograr que miles de personas que parecieran no interesarse por la política apoyen una causa de este tipo con tanto furor? ¿Cómo puede un senador saber si los tratados internacionales y los aranceles de la industria textil son los óptimos? Si uno hiciera estas preguntas en la Casa Blanca, por lo menos el Presidente y la Primera Dama responderían sin dudar “preguntémosle a Anna”.

Inglesa de nacimiento y neoyorquina por elección, la residente de Greenwich Village del Bajo Manhattan no solo trajo a las grandes actrices y celebridades a sus portadas —sacando con ello a las supermodelos que siempre salían en ellas—, si no también a sus mujeres políticas favoritas. Es claro que el objetivo de una buena portada es vender. Cuando un posible lector ve una de estas con una persona con la cual se siente identificado o con un sentimiento ávido, sin duda la comprará. Tal es el caso de dos mujeres políticas que Wintour ha colocado en su página principal: Hillary Clinton y Michelle Obama, dos mujeres que cumplen con una de las condiciones que pone Wintour para colocar a alguien en portada: fortaleza. Incluso, en una entrevista para Forbes, mencionó que, dentro de todos sus temas preferidos de portadas, el haber publicado a estas dos mujeres y benchmarks a las que admira la hacía sentir muy afortunada.[1] Esto sin mencionar las portadas de Barack Obama en Men’s Vogue.

Es verdaderamente envidiable ver que en Estados Unidos un medio masivo de comunicación puede gritar a los cuatro vientos su inclinación política: “somos prorepublicanos” o “somos prodemócratas”. En el caso de Anna, es claro que su ideal político se pinta de azul; se define con el característico asno que simboliza la inteligencia y la valentía.

De acuerdo con Silvia Núñez del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM, “en los hechos, las mujeres han demostrado que cuentan con una cultura política de alto contenido cívico que, permeada por el valor del ejercicio libre de la voluntad, ha favorecido por igual a candidatos y candidatas de distintos partidos. […] La participación femenina en los procesos electorales como votantes y candidatas a cargos de elección popular muestra una tendencia en aumento desde 1992, identificándose mayoritariamente con posturas liberales y posiciones defendidas por el Partido Demócrata”.[2] Estas palabras bien podrían equipararse con una respuesta, ante alguna pregunta respecto del papel de la mujer en la política, dada por el ser humano más poderoso de la industria de la moda: Wintour.

Centrándonos en el proselitismo político hecho por la editora de Vogue, tenemos que destacar la iniciativa “Runway to win” realizada en colaboración con 23 diseñadores estadounidenses —Marc Jacobs, Vera Wang, Tory Burch, Diane von Furstenberg, Thakoon, Narciso Rodríguez, por citar algunos— para elaborar productos cuyos ingresos por ventas fueron destinados a la campaña de reelección de Barack Obama (sin mencionar los eventos en Chicago o las cenas de gala de fundraising organizadas por la editora para dicha campaña, tanto en su casa como en París —10,000 dólares el cubierto— o en Londres en compañía de Tom Ford —15,000 dólares el cubierto—,[3] o la realizada en la casa de la actriz Sarah Jessica Parker —40,000 dólares el cubierto—[4] con Aretha Franklin, Meryl Streep o Michael Kors), cuya aportación, según el entonces director de campaña de Obama, Jim Messina, fue de 40 millones de dólares para el actual presidente de Estados Unidos. En agradecimiento, se comenta que Barack Obama consideró ofrecerle a Anna la embajada de Estados Unidos en el Reino Unido o en Francia, a lo cual, el vocero de la editora dijo para la revista TIME que “ella estaba feliz con su trabajo en Vogue”, además de que firmó un contrato por más años de trabajo para Condé Nast (empresa que edita Vogue, The New Yorker, Vanity Fair, GQ, entre otras).[5] La noticia causó revuelos en varios diarios como The New York Times, The Washington Post o The Guardian. Lo que es cierto es que Barack Obama decidió hacer a Anna Wintour miembro del Comité del Presidente para las Artes y las Humanidades.[6]

Hablar de Vogue es hablar de un impacto directo de 1,300,000 números impresos y una audiencia de 11,300,000 personas por número, en donde el 70% de estos aproximadamente tienen un nivel de escolaridad de título universitario y 88% de sus lectores son mujeres; o donde un anuncio puede llegar a costar casi dos millones y medio de pesos mexicanos.[7] Quizá estos números no sean significantes para muchos, pero para alguien como la senadora Kirsten Gillibrand (demócrata del estado de Nueva York) lo son. Ya no causa asombro saber de sus reuniones con Wintour en su anterior oficina ubicada en el edificio de Condé Nast en Times Square, en donde “platicaban” de números y cifras que impactan a la industria: “[Anna Wintour] me dijo: ‘tal vez no sé de cuentas, pero los aranceles y los tratados vigentes influyen de manera fundamental en la capacidad para suministrar diversos productos a varios mercados a un precio asequible’”, mencionó Gillibrand.[8] Wintour, además de consejos importantes, ha apoyado a la senadora Gillibrand con eventos de fundraising organizados en su casa, junto con Diane von Furstenberg, Kenneth Cole, Michael Kors y Stephen Sadove, CEO de Saks Fifth Avenue, para hacerle frente al contrincante republicano de la senadora en las pasadas elecciones.[9] Kirsten, por cierto, ganó la elección.

Huma Abedin, la musulmana quien inició su carrera en 1996 como asistente de Hillary Clinton en la Casa Blanca, también ha aparecido en los interiores de Vogue, siendo descrita como “el arma secreta de Hillary”; al igual que la ahora electa senadora por Massachusetts, Elizabeth Warren, quien fue relacionada en las páginas de la revista con la administración Obama y la situación de la industria financiera.

Michelle Obama, por su parte, se relaciona con el mundo de la moda usando diariamente, desde diseñadores estadounidenses de prêt-à-porter y alta costura en galas, hasta fast fashion y moda made in USA más asequible. Hechos que le han valido para ser portada de la revista de moda en dos ocasiones (una más que Hillary). Además, en mayo de 2014, Michelle cortó el listón del Anna Wintour Costume Center, un renovado espacio en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York (el Met) que pudo ser realizado gracias a la “extraordinaria capacidad de promoción y recaudación de fondos de Anna Wintour”, como comentó Daniel Brodsky presidente del Met, pues desde que es parte del consejo de este museo —1999—, la editora ha logrado recaudarles 125 millones de dólares en donaciones.[10] A la inauguración asistió la élite de la moda apoyada por Wintour, como Marc Jacobs, Carolina Herrera, Michael Kors, Donatella Versace, Oscar De la Renta, Victoria Beckham, Ralph Lauren, Diane von Furstenberg, Tommy Hilfiger, Sarah Jessica Parker, Zac Posen y Stella McCartney. Finalmente, Obama y Wintour realizaron un taller de moda en la Casa Blanca, cuyo propósito fue enseñarles a los jóvenes que necesitan comprometerse con su educación para poder triunfar. El Fashion Education Workshop contó con la presencia de estudiantes, diseñadores, Anna y Michelle, quien dijo en su discurso inaugural que “ […] la moda es mucho más que un bonito par de zapatos de tacón o un buen dobladillo. Es una pasión, una carrera y un medio de vida para muchas personas en todo el país”.[11] Y en efecto, la industria retail del vestido estadounidense se compuso de 371.2 miles de millones de dólares en 2013, con una tasa de crecimiento anual del casi 5%, y en donde tan solo el sector para la mujer abarca el 50% del total. Con ello, se espera que en 2018 el valor de esta industria sea de 472.4 miles de millones de dólares.[12] Lo cual, en lenguaje político se traduce en dos palabras claves: empleo e impuestos, y en México, en comparación, el monto del valor de dicha industria equivaldría a 640 veces más que el presupuesto anual de la Secretaría de Relaciones Exteriores.[13]

Foto 2

Hillary Clinton con Anna Wintour. Fotografía de Wesley Hitt (Getty Images)

Por su parte, la relación Clinton-Wintour se perfila para ser una unión poderosa. Además de la candidatura al senado de John Kerry en 2004 y la de los legisladores que apoyaron la legalización del matrimonio homosexual en Nueva York, Anna Wintour también apoyó a Clinton con donaciones y eventos de fundraising para su campaña al Senado.[14] Incluso, en un homenaje realizado a Óscar De la Renta, el ahora fallecido diseñador dominicano-estadounidense (en el Centro Presidencial William J. Clinton de Little Rock, Arkansas) Anna declaró que “Es una incógnita cuál será el próximo capítulo en la vida de esta mujer extraordinaria [Hillary Clinton]. Solo espero que toda la gente reunida aquí, en Little Rock, celebre su victoria en las próximas elecciones. Y, bueno, mientras vista de De la Renta no habrá ningún problema”.[15]

Tal vez y estemos frente a uno de los principales personajes de la cultura popular de Estados Unidos, tal y como dice Julia Palacios, “la historia de los Estados Unidos gusta de ensalzar […] historias de éxito; las del self-made man [woman], que a partir de su trabajo, aunque comience con nada, logra salir adelante y formar un capital”.[16] Tal vez ese sea el caso de la mujer que es hija de un editor inglés y que entró a trabajar a Harrods desde los 16 años; la editora que llegó a Nueva York en la década de los setenta y que es editora en jefe de Vogue desde 1988; la condecorada con la Legión de Honor francesa por las manos del expresidente Nicolas Sarkozy; la que en este 2014 cumplió 65 años, y que ahora está lista para recaudar los fondos que sean necesarios para la campaña demócrata por la presidencia de Estados Unidos de 2016, ya sea desde su casa, la de algún artista o diseñador, o desde su nueva oficina en el nuevo One World Trade Center del Bajo Manhattan… ¿Será Hillary?

 

[1] Ver Entrevista con Anna Wintour por JennaGoudreau para la sección de “PowerWomen de 2011” de Forbes, disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=Eba6pf3HrtE (consultado el 10 de noviembre de 2013).

[2] Silvia Núñez García, “Cultura Política” en ¿Qué es Estados Unidos?, HazelBlackmore y Rafael Fernández de Castro (coords.), Fondo de Cultura Económica, México, 2008, pp. 103-104.

[3] Maggie Habberman, “Anna Wintour fund raisers for Obama in England, Paris this month”, Politico, disponible en: http://www.politico.com/blogs/burns-haberman/2012/09/anna-wintour-fundraisers-for-obama-in-england-paris-134101.html (consultado el 10 de noviembre de 2013).

[4]Matthew Lynch, “Sarah Jessica Parker Hosts Obama Dinner”, WWD, disponible en: http://www.wwd.com/fashion-news/fashion-scoops/sarah-jessica-parker-hosts-obama-dinner-5966126 (consultado el 10 de noviembre de 2013).

[5] Misty White Sidell, “Anna Wintour Out of the Running for Ambassadorship: Report”, The Daily Beast, disponible en: http://www.thedailybeast.com/articles/2013/01/20/anna-wintour-out-of-the-running-for-ambassadorship-report.html (consultado el 10 de noviembre de 2013).

[6]President’s Committee on the Arts and the Humanities, “Members”, disponible en: http://www.pcah.gov/members (consultado el 10 de noviembre de 2013).

[7] Vogue Media Kit, disponible en http://www.condenast.com/brands/vogue/media-kit/print (consultado el 10 de noviembre de 2013).

[8]Jeremy Peters, “El poder siempre está de moda”, El País, disponible en: http://elpais.com/elpais/2012/06/22/gente/1340365030_118927.html (consultado el 10 de noviembre de 2013).

[9] David Lipke, “Anna Wintour Hosts Fashionable Fund-Raiser for Kirsten Gillibrand”, WWD, disponible en: http://www.wwd.com/fashion-news/fashion-scoops/gillibrands-fashionable-fund-raiser-5812476 (consultado el 10 de septiembre de 2013).

[10] Cecilia Casero, “El Costume Institute pasa a llamarse Anna Wintour Costume Center”, Vogue España, disponible en: http://www.vogue.es/moda/news/articulos/el-costume-institute-del-metropolitan-museum-of-art-pasa-a-llamarse-anna-wintour-costume-center/18915 (consultado el 11 de mayo de 2014).

[11] Vanessa Freidman, “Michelle Obama Host Fashion Education Workshop”, The New York Times, disponible en: http://runway.blogs.nytimes.com/2014/10/08/michelle-obama-hosts-fashion-education-workshop/?_r=0 (consultado el 14 de noviembre de 2014).

[12]Market Line, “Apparel Retail in United Sates”, Market Research, disponible en: http://www.marketresearch.com/MarketLine-v3883/Apparel-Retail-United-States-8403992/ (consultado el 14 de noviembre de 2014).

[13] Se tomó el tipo de cambio peso-dólar en 13.00 y se consultó el Presupuesto de Egresos de la Federación 2014 de México.

[14] Jeremy Peters, op. cit.

[15]Carolina García, “Wintour pone la alfombra roja a Hillary Clinton”, El País, disponible en: http://elpais.com/elpais/2013/07/10/gente/1373477050_518357.html (consultado el 10 de noviembre de 2013).

[16] Julia Palacios, “Cultura popular en los Estados Unidos” en ¿Qué es Estados Unidos?, Hazel Blackmore y Rafael Fernández de Castro (coords.), Fondo de Cultura Económica, México, 2008, p. 497.

 * Juan Ernesto Trejo es licenciado en Relaciones Internacionales por el ITAM, asociado joven del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), exeditor de Foreign Affairs Latinoamérica y ahora asesor legislativo en el Senado de la República. Cuenta con estudios de Redes Sociales y Marketing de Contenidos en la Universidad Iberoamericana. Sígalo en Twitter en @JuanErnestoTG.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s