¿El regreso de los republicanos?

07/11/2014

Por Frania Duarte*

mid 2014

Imagen obtenida de NYULocal

Diversas encuestas que evaluaban el sentir de la sociedad estadunidense respecto a la satisfacción con la economía y el desempeño del ejecutivo y legislativo estadunidenses semanas previas a la elección del pasado martes perfilaban un mapa electoral pintado más de rojo que de azul. A todas luces, el electorado dio un voto de castigo a los demócratas, pero lo paradójico es que ese voto no fue producto precisamente de una política demócrata descuidada sino, por un lado, de los errores republicanos que el país arrastra desde tiempos de los halcones en el poder y, por el otro, de la atropellada política de Obama como resultado de acción de las alas más conservadoras dentro del Partido Republicano que no cedieron a alcanzar un consenso en beneficio de la población estadunidense.

Con los republicanos controlando ambas cámaras el panorama no sólo se vuelve turbio para Obama y los demócratas, sino, en general, para la política estadunidense y, por ende, para la población. Los resultados de la elección no muestran un vuelco drástico de confianza ciudadana hacia los republicanos. En el senado los demócratas perdieron 7 asientos y en la Cámara de Representantes 13, mientras que 3 gobernaturas fueron ganadas por los republicanos. Estas cifras no llegaron al orden de 6, 63 y 13, respectivamente, como ocurrió en 2010. Es decir, no se trató de una wave election, como usualmente se denomina en Estados Unidos a aquella elección en la que llega una ola de miembros al Congreso del partido que era minoría y la cual usualmente es reflejo de la baja popularidad del presidente en turno y su partido. Elecciones como ésta han tenido cabida, por ejemplo, en 1982 y 1994.

Si bien el índice de aprobación de Obama es bajo, éste ha ido incrementando ligeramente. De acuerdo con una encuesta realizada por Gallup, ha aumentado en 2% en el último mes. Por su parte, el porcentaje de los encuestados por esta misma entidad que opinan que el Congreso ha tenido un buen desempeño incrementó en 6 puntos con respecto a lo que opinaban previo a la elección de 2012 (de14% a 20%). De igual manera, la satisfacción de la población con el rumbo del país pasó de 23% en 2013 a 27% este año. Estas cifras explicarían, en una parte, que no haya habido una “wave election”.

En este sentido habría que preguntarse si el triunfo electoral de los republicanos es realmente un preludio que vaticine su llegada a la Casa Blanca en 2016. Para ello, hay que tomar en cuenta, además, diversos factores que han sido un obstáculo para la unidad republicana y para el consenso interpartidista.

  1. Memoria económica. La gente que fue a las urnas a votar por los republicanos votó con un dejo de memoria histórica económica monumental que logró reprimir hechos en su momento preocupantes como el techo de la deuda, el riesgo del precipicio fiscal y el cierre temporal del gobierno; y ya ni qué decir de las iniciativas republicanas por mantener las comodidades del 1% de la población en detrimento del otro 99%. Es decir, votaron por aquellos que contribuyeron a poner en jaque a la economía estadunidense y, desde luego, la de los hogares. Seguramente alguien recordará estos hechos muy pronto.
  2. La economía no sólo es lo único que importa. Quienes votaron por el Grand Old Party evidentemente lo hicieron pensando más en su bolsillo que en asuntos tan controvertidos como la legalización de la marihuana o del aborto. Ciertamente, es normal que en un momento de crisis económica las prioridades sean evidentes, pero los temas mencionados también han generado profundas discusiones en el Congreso y entre la población. ¿El Partido Republicano será capaz de adquirir una postura más hacia el centro para ganarse la mayor cantidad de votos?
  3. Huestes ultraconservadoras y falta de cohesión republicana. El triunfo de Obama en el 2012 se debió en parte a sus éxitos políticos, pero también a la sinrazón de algunos sectores ultraconservadores dentro del propio Partido Republicano que comenzaron a poner sobre la mesa debates que en pleno siglo XXI llegaron a parecer absurdos, mientras que otros pretenden una era hegemónica dorada de Estados Unidos en el mundo. La falta de cohesión y de alineación hacia una postura unificada y coherente con sus capacidades y necesidades, tanto internas como externas, han impedido incluso vislumbrar un candidato presidenciable, a diferencia de los demócratas, quienes están más cohesionados y tienen a Hillary Clinton como una candidata potencial.

Los republicanos no han desechado por completo su estrategia de descalificación hacia sus oponentes, misma que seguramente estará a la orden del día durante los próximos dos años –los cuales se antojan tensos. Si siguen por esa vía, no lo tienen todo ganado. Lo que ocurra en 2016 dependerá en gran medida de las iniciativas demócratas (qué tanta aceptación tengan entre la opinión pública) y el manejo de su imagen (resaltando sus logros y los efectos colaterales de que han sido víctimas por acción de los republicanos), así como de la reflexión que los republicanos hagan de su partido y su actuar para llegar unidos a dicha elección. Desde luego, están los hechos y equivocaciones que en el inter uno pudiera cometer y el otro capitalizar. Mientras tanto, el problema es que si los republicanos persisten en su cerrazón es probable que siga habiendo falta de consenso interpartidista y, al final, los únicos ganadores sean la polarización y el descontento ciudadanos.

*Frania Duarte es Licenciada en Relaciones Internacionales por la Universidad Nacional Autónoma de México y Asociada Joven del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s