Zárraga, Doisneau y Picasso-Duncan en el Museo del Palacio de Bellas Artes

02/06/2014

Por Adriana Huerta Núñez*

 

Las futbolistas. Zárraga

Ángel Zárraga. Las futbolistas, 1922

Uno de los espacios museísticos más concurridos en México ofrece actualmente tres exposiciones que vale la pena visitar, todas ellas se encuentran repartidas en cada una de las salas del Museo del Palacio de Bellas Artes, por lo que la sugerencia es comenzar el recorrido por la Sala Diego Rivera, donde se ubica la primera de ellas, Ángel Zárraga. El sentido de la creación, la cual consta de 85 obras que muestran la evolución en la técnica y producción plástica del artista duranguense nacido en 1886.

Esta exposición, cuya curaduría estuvo a cargo de Mireida Velázquez y Claudia Garay, permite conocer la evolución gradual de la pintura del artista, además de las influencias que tuvieron en Ángel Zárraga pintores como Joaquín Sorolla, Julio Romero de Torres, Juan Gris, Diego Rivera, entre otros, por lo cual también es posible ver una selección de piezas de estos artistas dentro de la exposición.

El recorrido continúa en el segundo piso del Palacio, donde es posible ubicar en la obra de Ángel Zárraga las constantes del cuerpo y la religiosidad, sin embargo también se pueden observar elementos deportivos relacionados con el rugby y el futbol, y es justamente en este último deporte en el que Zárraga retrata a la mujer, siendo interesante remarcar que la selección de obras de la curaduría demuestra un elemento particular en la obra de este artista, que es la presencia femenina plasmada con elementos opuestos a la delicadeza y sensibilidad con las que se plasmaba a la mujer en la época; este elemento al mismo tiempo demuestra cierta igualdad del papel del hombre y la mujer en la obra del artista.

Ángel Zárraga vivió cerca de 30 años en Francia, y es ahí donde siguió desarrollando su creación artística, por lo que uno de los aspectos más significativos de la muestra es que se pueden observar los 18 paneles que Zárraga pintó en la embajada de México en París, tarea que le fue encomendada entre 1926 y 1927 por Alberto J. Pani, quien fuera ministro plenipotenciario de México en Francia. Estas pinturas representan los orígenes y el desarrollo de México, además de las relaciones históricas con Francia. Cabe señalar que 7 de estas obras fueron traídas directamente desde esta sede diplomática para ser exhibidos en la muestra.

Picasso

Exposición “Picasso revelado por David Douglas Duncan” en el Museo del Palacio de Bellas Artes. Fotografía: Museo del Palacio de Bellas Artes.

La segunda exposición que se presenta en este recinto es Picasso revelado por David Douglas Duncan, la cual ocupa la Sala Nacional y consta de una serie de 162 fotografías hechas por el fotoperiodista estadounidense David Douglas Duncan, en las cuales además de mostrar el proceso creativo de Pablo Picasso durante sus últimas dos décadas de producción artística, también capturan diferentes aspectos de la vida privada del artista en su casa situada en el sur de Francia, la cual la llamó La Californie.

Las fotografías se muestran acompañadas de diversas obras de diversos formatos realizadas por Picasso, entre las cuales se encuentran cerámicas, esculturas, dibujos y óleos provenientes de varias colecciones, tales como los museos Picasso de Paris, Barcelona y Málaga, el Moderna Museet de Estocolmo, el Centre Georges Pompidou, entre otras. Cabe señalar que esta muestra, curada por Tatyana Franck de Maud’Huy y Stephanie Ansari, había sido previamente presentada en diversos lugares en Europa, no obstante para México se incorporaron piezas que no habían participado.

Si bien el trabajo de Duncan como fotógrafo de guerra es principalmente reconocido por las imágenes capturadas en las guerras de Vietnam y Corea, también pudo adentrarse en el ambiente cotidiano de Picasso. Esta naturalidad se percibe en cada una de las fotografías para las cuales el artista nunca posó, un claro ejemplo de ello es el foto mural de Picasso en la bañera que recibe al inicio de la exposición, pues fue de esta forma en la que el pintor nacido en Málaga recibió por primera vez a Duncan en la Californie. Una particularidad de la relación entre estos dos personajes es que Picasso nunca habló inglés y Duncan –quien aún vive en el sur de Francia– no habla ni francés ni español.

Doisneau

Exposición “Robert Doisneau. La belleza de lo cotidiano”, en el Museo del Palacio de Bellas Artes. Fotografía: Museo del Palacio de Bellas Artes.

Para finalizar la visita a este recinto, está la tercera exposición Robert Doisneau: La belleza de lo cotidiano, la cual se realiza dentro del Festival Mano a Mano: miradas cruzadas Francia-México, siendo la primera exposición en México dedicada a este magnífico fotógrafo francés. La selección de 79 fotografías –algunas vintage– fue realizada por sus propias hijas Francine Deroudille y Annette Doisneau.

La exposición que comienza en la sala Justino Fernández y termina en la Sala Paul Westheim, nos permite apreciar fotografías colmadas de una gran sensibilidad, todas ellas enfocadas hacia la cotidianeidad de los años 30 en las calles de París: los niños jugando en el barrio, los rituales de bodas, las celebraciones de la Toma de la Bastilla, y por supuesto la clase obrera. Estas imágenes fueron captadas haciendo uso de una gran maestría no sólo en el manejo de la lente, sino también recurriendo a trucos y montajes para lograr captar la esencia de la realidad que vivía.

Para continuar la visita, Madmoiselle Anita, 1951 nos recibe en la puerta de la Sala Paul Westheim, y al adentrarse en ella la voz de Edith Piaf acompaña el recorrido, en el cual se hacen presentes las escenas de las calles parisinas y también de diferentes personajes, desde vagabundos, boxeadores y vendedoras, hasta el mismo Pablo Picasso, para concluir con Le baiser de l’Hôtel de Ville, 1950, la fotografía más representativa de Doisneau.

Robert Doisneau: La belleza de lo cotidiano, termina el 29 de junio, mientras que Picasso revelado por David Douglas Duncan y Ángel Zárraga. El sentido de la creación, se presentarán hasta el 20 de julio.

*Adriana Huerta Núñez es licenciada en Relaciones Internacionales por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y es Jefa de Registro y Control de Obra del Museo del Palacio de Bellas Artes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s