Relación México- Estados Unidos

Diálogo con los Jóvenes es un espacio quincenal en el que los jóvenes interesados en los temas internacionales pueden compartirnos sus experiencias y reflexiones.

 

05/08/13

Fernando Márquez

156

Las relaciones que tienen históricamente México con EEUU han sido muy fuertes, controversiales e importantes para ambos países.

Para EEUU México es un punto estratégico, comercial y político sumamente importante para controlar y ejercer dominio, por lo mismo sus relaciones han sido muy variadas y cambiantes con el tiempo.

En el periodo presidencial de Felipe Calderón se securitizó la política interna y externa de México, así como sus relaciones con Estados Unidos de América. Esto quiere decir que la política del gobierno de Calderón se centró mucho en el tema de la seguridad y el combate al narcotráfico, así como en el discurso. Las relaciones de México con EEUU también se centraron en primer lugar en el tema de la seguridad y el combate al narcotráfico, ya que México es el mayor proovedor de drogas a EEUU.

Felipe Calderón realizó varias visitas de Estado a EEUU y también visitó varias veces el Congreso Estadounidense para propiciar la creación de leyes en materia de cooperación de seguridad de EEUU hacia México.

Aunque la relación de México con Estados Unidos también tiene una implicación económica muy importante, en el sexenio de 2006-2012 fue la seguridad el tema eje.

“De parte de EEUU con la Iniciativa Mérida se aportó a México 1 mil 300 millones de dólares, y que al actual tipo de cambio asciende a 17 mil 82 millones de pesos”
(Fuente: http://www.contralinea.com.mx Periodismo de investigación http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2012/04/22/320-mil-millones-para-seguridad-nacional/ )

La estrategia de Calderón del combate directo de frente al narcotráfico tuvo varios errores, para empezar se quiso atacar un problema muy fuerte y de muchos años de golpe, siendo esto irracional, ya que los cambios y resultados de políticas públicas para que sean visibles y se pueda resolver un problema público tienen que ser graduales, es decir poco a poco.

El tema de la inseguridad y la violencia en México tiene que abordarse desde diferentes ángulos, invirtiendo en políticas públicas de educación, deporte, cultura es decir; educación integral, combate al narcotráfico, generación de empleos (para que no haya tantos desempleados que se dediquen a la delincuencia), mejor calidad de vida, combate a la corrupción, etc.

Este planteamiento de la inversión en políticas públicas en materia de educación integral y empleos para reducir la delincuencia y el narcotráfico tiene su sustento real y tangible, no es una hipótesis solamente. Tomemos como ejemplo a Colombia.

En la década de los 80’s y también de los 90’s Colombia era considerado uno de los países más inseguros del mundo y con mayores problemas con el narcotráfico y la drogadicción, si no es que era considerado el más inseguro. El gobierno colombiano cada día perdía más capacidad de gobernabilidad frente a una delincuencia totalmente estructurada y organizada con mucho dinero y poder. En aquellos días liderada irrefutablemente por el personaje de Pablo Escobar, una leyenda sin duda en Colombia y el mundo.

El gobierno colombiano estuvo por muchos años haciéndole guerra al narcotráfico sin lograr resolver el conflicto, generando una gran cantidad de muertes, incluyendo inocentes, similar a la situación en México. No fue hasta que empezaron a darse cuenta que la solución no estaba en la violencia si no en la educación y la generación de empleos cuando el panorama empezó a tener un futuro más prometedor, ejecutando el “Plan Colombia”.[1]

Dentro del nuevo programa del gobierno Colombiano para resolver el grave problema que tenían con el narcotráfico se incluyeron aspectos como:

  • Fomentar la ayuda social
  • Reforma institucional en Colombia,
  • Ayuda militar y antinarcóticos de EEUU
  • Ofrecer educación y protección a narcomenudistas y traficantes que se entregaran y dieran información valiosa para la captura de los capos de alto rango
  • Inversión en educación integral (cultura, deporte, recreación, etc.)

Algunos de los resultados son:

Según cifras del organismo de seguridad estadounidense “Agencia Central de Inteligencia” (Central Intelligence Agency, CIA), los cultivos de amapola y la producción de heroína se redujeron en un 50%. Mientras que la producción de cocaína se incrementó en un 4% durante el mismo período.

Entre los años 2000 y 2007, el gobierno colombiano reportó que la cifra de secuestros y homicidios se había reducido a un tercio mientras que los ataques a oleoductos se habían reducido a cero. Con el Plan Colombia podemos apreciar que si bien no es la solución ideal al conflicto, se dieron resultados positivos, mejores que los resultados obtenidos en México.

Cuando termina el periodo de Calderón y entra Enrique Peña Nieto cambia la política interna, externa, pero sobre todo cambia el discurso. Al ver los resultados negativos que tuvo Calderón con la securitización de la política interna y externa, EPN decide, al menos en el discurso desecuritizar la política, es decir sacar el tema de seguridad de los ejes principales de su política tanto interna, como externa, específicamente en relación con EEUU.

En su discurso EPN deja de mencionar el combate al narcotráfico directo como estrategia de seguridad y en el discurso maneja mayor inversión a educación, empleo, economía, etc. El eje central de la política de EPN son las reformas estructurales que se plasman en el Pacto por México.

En la reciente visita de Barack Obama a México y su reunión con Enrique Peña, se abre la agenda política y de relación entre los 2 Estados, ya no se trata a la seguridad como eje, si no que intervienen temas de migración (se busca una reforma migratoria en Estados Unidos, misma que ya está en el Congreso, promovida por legisladores tanto demócratas como republicanos, gracias al cabildeo que se da en Estados Unidos, principalmente por la reelección de los legisladores, ya que esto hace que velen más por los intereses de los votantes no de los partidos), intercambio educativo en educación superior y posgrado entre México y Estados Unidos, así como movilidad laboral entre los 2 países, de personal altamente calificado. Este es un claro ejemplo de la manera en que Enrique Peña ha manejado el primer año de su gobierno, con una clara desecuritización de la política.

También a lo largo de la historia se ha podido apreciar la conducta maximizadora de Estados Unidos con México.El claro ejemplo de esta conducta de maximizar interés es el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Este ejemplo es especial, ya que nos muestra una relación que en Teoría de Juegos se denomina como suma positiva, es decir ganar-ganar, donde todos los jugadores mediante la cooperación ganan, maximizando su interés. En este Tratado comercial que de firmó por Canadá, Estados Unidos y México, los 3 países han maximizado su interés, que en este caso, es mayor intercambio de bienes y servicios para lograr un mayor crecimiento económico, sin embargo como en muchas relaciones de poder, hay una asimetría, hay un jugador que gana más, que en este caso, es EEUU.

Las exportaciones de México aumentaron significativamente, pero la capacidad de adquisición de los mexicanos disminuyó, así como la competitividad de sus productos contra los estadounidenses, ya que las empresas productoras estadounidenses al tener una mayor capacidad productiva, mayor tecnología, sus productos son superiores a los mexicanos, estos factores dados gracias a la gran cantidad de subsidios que reciben por parte del gobierno estadounidense, contrastando con el mínimo apoyo que recibe el sector agropecuario por parte del gobierno en México. Al firmar el TLCAN también se establecieron restricciones y medidas fitosanitarias para controlar el tránsito de productos orgánicos de México a EEUU, factor que también beneficia a EEUU y perjudica a México.

Una vez más los individuos que integran a los Estados Unidos buscan siempre maximizar su interés, y de nuevo, al no existir un Organismo o Estado Internacional Supra que regule mediante reglas severas a los Estados, las conductas oportunistas imperarán en las relaciones entre estos.


[1]    http://www.fas.org/sgp/crs/row/RL32774.pdf , “Plan Colombia:  A progress report”, 22 Junio 2005

 

La opinión expresada es exclusivamente del autor y no refleja la opinión institucional del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales o su Programa de Jóvenes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s