Proyección a futuro del Acceso Universal a los Servicios de Salud dentro del Pacto por México

13/02/13

Paola Correa

126

Source: media.proceso.com.mx via INT’L on Pinterest

El Pacto por México en cuestión de acceso universal a los sistemas de salud tienen como grandes retos la transición demográfica, la homogenización en la afiliación a los subsistemas existentes y la modernización de los programas para la atención de la problemática identificada a largo plazo.

En el denominado “Pacto por México”, un compromiso realizado entre las principales fuerzas políticas para poder realizar los cambios necesarios para el crecimiento y desarrollo del país, se puede encontrar el proyecto sexenal con fecha de culminación 2018 para los temas de salud, estos están establecidos dentro del primer acuerdo denominado Sociedad de Derechos y Libertades ahí encontramos la Seguridad Social Universal.

Años atrás, gobiernos han intentado crear un sistema de seguridad social que cubra el 100% de la población nacional, sin embargo aún existen varios puntos a consideración para poder lograr dicha meta. Según el estudio “El México del 2012. Reformas a la Hacienda Pública y al Sistema de Protección Social” publicado por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias A.C., el 24.5% de las familias del país carece de beneficios sociales de cualquier tipo.

El primer compromiso establecido en el Pacto sobre este rubro habla sobre la reorganización del sector salud: la portabilidad de las coberturas para que todos los asegurados puedan ser atendidos en cualquiera de los sistemas públicos de salud a su elección; y la convergencia de los sistemas para igualar gradualmente la cobertura y calidad de todos ellos.

La transición demográfica y la afiliación a los subsistemas de salud implican un punto a estudiar para la consolidación de un acceso universal. Las diversas instituciones ya sean federales o estatales deberán homogeneizarse para evitar duplicidades e ineficiencias en los servicios, financiamiento y administración de los recursos para la salud. Asegurar un servicio eficaz al derechohabiente conlleva a la realización de un padrón universal que tendrán acceso a la salud sin importar la institución de su afiliación dentro del Sistema Nacional de Salud.

El costo de volver más eficientes a las instituciones implica una fuerte reestructura dentro de los actuales sistemas de trabajo y la organización logística de las diversas especialidades médicas brindadas a nivel nacional para poder tener hospitales capacitados y con una maximización de beneficios con la infraestructura que se requiere. Por ejemplo, la atención geriátrica que actualmente está 10 veces reducida en las recomendaciones establecidas por la Organización Mundial de la Salud para México.

El incremento en la demanda por servicios de salud que va de la mano con el crecimiento poblacional y el envejecimiento de los mexicanos pone un foco rojo en las cifras de la informalidad que no están beneficiadas por el servicio. Esto habrá que estudiarse de cerca en la propuesta dentro de la Reforma Hacendaria que cubrirá los gastos que un sistema nacional de salud implica. Un aumento en la cobertura del sistema de seguridad social debe garantizarse a través del crecimiento económico formal sostenido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s