Educación en derechos humanos, una tarea de todos

07/03/13

Pedro José María García Montañez

130

El desarrollo de los derechos humanos en México ha tenido un gran avance en los últimos años. Se distingue un progreso importante sobre todo en las legislaciones de las entidades federativas, pero sobre todo en nuestra Constitución.

Esto lo podemos observar a partir de la reforma constitucional de junio del 2011, en donde se incorporó al marco jurídico la obligación que tiene el Estado mexicano en promover a los derechos humanos en el ámbito de la educación y la enseñanza.

No se puede dejar de señalar que esto proviene de la esfera internacional, ya que la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece el fomentar el respeto de los mismos mediante la propia enseñanza. Además, existen una serie de instrumentos internacionales en los cuales prevalece la idea de mantener una formación y capacitación en la materia hacia todos los sectores de la sociedad.

Se reconoce entonces que, con educación en derechos humanos, es posible transformar la vida de las personas y resulta de suma importancia para el desarrollo humano y social.

Desde el servicio público, las instituciones gubernamentales y particularmente de aquellos organismos protectores de derechos humanos que forman parte del sistema no jurisdiccional de protección a éstos en todo el país, tienen el compromiso y la tarea de informar y generar conciencia dentro de la sociedad sobre una cultura de la legalidad y el fortalecimiento del estado de derecho.

Para generar este desarrollo democrático, la labor no solamente se circunscribe a una obligación de los entes públicos que conforman al Estado, si no también a todos quienes forman parte de la sociedad mexicana: empresas, organizaciones de la sociedad civil, familias, mujeres, niñas, niños, adultos mayores, indígenas.

El artículo tercero constitucional consigna el derecho en enseñar los derechos humanos; lo hacen también algunas leyes en las diversas entidades federativas que han adaptado su marco legal a la reforma constitucional, que precisan aún más su alcance, principalmente en cuanto a la extensión de la enseñanza obligatoria, inclusión, equidad e igualdad de oportunidades, y las medidas que el Estado debe tomar para que este derecho sea efectivo para todos.

La armonización legislativa de las constituciones locales entorno a la reforma constitucional, es indispensable para la promoción y el respeto de los derechos humanos en el territorio nacional.

La esfera jurídica general de la educación debe tomar en cuenta que se trata de una garantía constitucional con reconocimiento internacional.

México se ha comprometido en ese ámbito. México debe observar, promover, respetar y proteger los derechos humanos. México debe ser garante y respetuoso del derecho a la educación.

 

Pedro José María García Montañez es Licenciado en Derecho. Maestro en Derecho Internacional y Administración Pública. Actualmente colabora en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s