Corea del Norte: Amenaza latente

08/02/13

Alcibidades Sánchez

124

Source: reuters.com via Breaking News on Pinterest

Resuenan una vez más los tambores de guerra en la península coreana. La comunidad internacional espera ansiosa que el régimen norcoreano no cumpla su amenaza de conducir una nueva prueba nuclear, diluyendo aún más la ilusoria estabilidad en el noroeste asiático.

Anteriormente, algunos especialistas consideraban que el programa nuclear norcoreano representaba una estrategia de negociación con el exterior. Esto tuvo gran relevancia durante las múltiples crisis que fueron controladas mediante el intercambio de ayuda financiera y material (especialmente alimentos) por parte de Estados Unidos si las actividades nucleares de Corea del Norte eran suspendidas.

Sin embargo, el joven líder norcoreano, Kim Jong-un, ha demostrado tendencias más belicosas que las de sus antecesores. Desde su ascenso al poder, ha endurecido la retórica en contra de su vecino del sur, además de desafiar abiertamente resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que expresamente prohíben a Corea del Norte el lanzamiento de cohetes y actividades nucleares.

Kim Jong-un anunció que su país nuevamente detonará un dispositivo nuclear, el tercero en la historia de su programa nuclear. El líder norcoreano también explicó que las pruebas con estos artefactos explosivos y de misiles son en respuesta directa a la amenaza que representa Estados Unidos para su país.

En diciembre de 2012, la República Popular Democrática de Corea lanzó un cohete espacial con la excusa de enviar un satélite de comunicaciones al espacio. Dicho lanzamiento constituyó una violación a las prohibiciones impuestas por el Consejo de Seguridad. El máximo órgano político de la ONU recurrió a dichas sanciones ya que la tecnología empleada en cohetes espaciales con fines pacíficos es virtualmente la misma que utilizan los misiles balísticos. Si bien las adecuaciones para convertir los cohetes espaciales en armamento militar son sustanciales, la mayor parte del diseño y obstáculos de ingeniería habrán sido amaestrados para entonces modificar su uso para incluir ojivas nucleares.

Aunque China ha mantenido una posición cautelosa en cuanto a Corea del Norte, apoyó la resolución 2087 (2013) del Consejo de Seguridad que condenó dicho lanzamiento, lo cual indica que la relación con el nuevo régimen norcoreano no seguirá el mismo camino que en el pasado. Sin embargo, es improbable que China adopte una posición más estricta, por lo cual continuará fungiendo como un importante interlocutor para solucionar esta controversia.

Por otra parte, merece atención que Corea del Sur recientemente lanzó un cohete para colocar un satélite en órbita, demostrando las capacidades de ese país frente a su adversario. Nuevamente debemos tener presente que la barrera entre los propósitos pacíficos y bélicos de estas tecnologías es sumamente fina, dotando a ambos países con poder militar incrementado y en consecuencia, mayores probabilidades de que las tensiones escalen a niveles preocupantes en el futuro cercano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s