Reflexiones en torno a los conflictos en el continente africano

28/09/12

Raúl Gutiérrez Patiño

Ante las crisis humanitarias que han golpeado diversas regiones de África, los miembros de la Sociedad Internacional, requieren dar seguimiento a las tendencias y fenómenos en materia de seguridad, específicamente en lo relacionado a los riesgos del establecimiento de factores como la delincuencia organizada, tráfico de estupefacientes, lavado de dinero y piratería, bajo la óptica de la influencia que dichos fenómenos pueden tener en la región. Asimismo, se debe de dar seguimiento, a la situación democrática en los países que comprenden el continente africano, ya que este es el mejor camino para combatir a la corrupción y fomentar el establecimiento definitivo del Estado de Derecho.

Podemos ver que la corrupción, la falta de gobernabilidad, así como la intervención de potencias extranjeras en esta región, aparentemente preocupadas únicamente por el beneficio propio, han mermado las instituciones en gran parte de los países del continente africano, haciendo reinar la premisa de la ley del más fuerte, en donde las instituciones se encuentran tan fracturadas, que la única salida aparente en torno a los mismos, radica en el surgimiento de conflictos armados, solución a nuestro juicio, muy alejada de la realidad, ya que estos crean una serie de círculos viciosos de violaciones sistemáticas de los derechos humanos.

Cabe mencionar que pese a todas estas problemáticas en donde reinan las practicas más aberrantes como el empleo de niños soldado como los casos en Kenia, República del Congo y República Centroafricana, parece ser que la prensa internacional no da la suficiente cobertura a estos acontecimientos o bien no le dan el seguimiento necesario, lo que demuestra que su único objetivo consiste en reducirlos a una manera de entretenimiento a costa del sufrimiento de la gente, más que intentar buscar el consenso de la opinión internacional para poder encontrar soluciones conjuntas a esta situación. Sin embargo y afortunadamente, esta no es una regla en torno a los mismos; no obstante, resalta la atención que se brinda para aquellos conflictos que ponen en peligro los intereses de las potencias dominantes dentro del orden económico mundial, lo que deja en entredicho realmente el papel que juega el llamado “cuarto poder” como independiente de los intereses de otros Estados.

Por otro lado, la prensa internacional ha jugado un importante papel al momento de mostrar la situación en la que viven muchos países del continente africano y ha logrado así el objetivo de imponer cierta presión para la actuación de la Sociedad Internacional, como por ejemplo, podemos mencionar los casos de Rwanda; asistencia humanitaria; así como los relacionados en el enjuiciamiento por parte de la Corte Penal Internacional a lideres combatientes de guerrillas en África; sin embargo, los avances en la materia han sido escasos comparados con la cantidad de criminales acusados por este organismo internacional; así como la cantidad de carencias que enfrenta la región; y la efervescencia de viejas disputas al interior de algunos Estados.

Ante esta ralidad en donde parece imperar la violencia, es menester de otros Estados voltear la atención al continente africano y contemplar los avances que su legislación representa para el combate a ciertos delitos trasnacionales, como ejemplo de ello, podemos citar el caso de la asistencia judicial por parte de Kenia a España, durante el caso del secuestro del buque con pabellón vasco “la alacrana” por parte de piratas somalíes, caso que ejemplifiqué en el análisis referente al caso de la piratería en Somalia.

La cooperación internacional, ha evolucionado y paulatinamente muestra sus frutos en ciertas regiones del continente; sin embargo, esta resulta escasa o en muchos casos ineficiente, y cabe mencionar que lo anterior, en muchas ocasiones no es culpa de los Estados cooperantes, sino de la falta de entendimiento sobre como aplicar una exitosa Administración Internacional en materia de desarrollo, la cual, debe establecerse en pequeñas regiones y si esta resulta exitosa, implementarla en otros lugares siempre y cuando se cumplan condiciones optimas, así como armonizaciones en torno al contexto socio-económico que se encuentran presentes.

 

Raúl Gutiérrez Patiño es Asesor en la Vice-coordinación de Política Exterior y Asuntos Internacionales del GPPAN en el Senado de la República.  Es Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad Iberoamericana; estudiante de la Licenciatura en Derecho por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México-SUA; Maestro en Corrupción y Estado de Derecho por la Universidad de Salamanca, España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s