El reconocimiento mexicano a China como economía de mercado. Parte 3

24/07/12

Mario Barron Perez-Moreno

75

Después de analizar la influencia que el gigante asiático tiene actualmente en el mundo, cabe la siguiente reflexión que podría ser más una aseveración: China es un país ancestralmente pobre que está dejando de serlo, en tanto que México es un país ancestralmente pobre que sigue siéndolo.

Por ello, es cada vez más necesario rectificar políticas económicas equivocadas a lo largo de los últimos 20 o 25 años, porque México demoró mucho tiempo en reconocer el creciente papel e influencia de China en la política y en la economía a nivel global.

La situación actual entre China y México

Después de los lamentables acontecimientos de 1989 (es decir, la matanza en la plaza de Tiananmen) nuestro país se agregó a un cierto bloque diplomático y político contra China, con lo cual se desperdició un tiempo valioso en el desarrollo de la relación con el gigante, tiempo que aprovecharon otros países como Brasil para establecer un vínculo que ahora es incomparablemente más desarrollado y definido que el de México, si bien la relación aún está en fase de construcción.

China sorprende a pasos agigantados, a grado tal que se dice que cada año cambia debido a su ritmo de crecimiento, por lo que es difícil suponer que China pueda vernos como un socio estratégico, cuando en el presente no tenemos nada que ofrecerle para que nos considere o nos ofrezca tal tipo de trato. ¿Qué aspectos se deben cambiar para reforzar la relación México- China? Para algunos expertos, el reconocer el estatus de China como potencia mundial.

Hasta ahora nuestro país se ha negado a reconocerle su estatus de economía de mercado en las relaciones comerciales internacionales con el fin de resguardar la posibilidad de aplicar derechos compensatorios a algunas importaciones provenientes de China, sin necesidad de demostrar que dañan al mercado nacional, lo cual cambió radicalmente a partir de 2008 con la eliminación gradual de dichas cuotas.

Entre las acciones que se hacen necesarias, especialistas como el Embajador Jorge Eduardo Navarrete han remarcado el error de mirar a “China como si estuviéramos tratando con un país sin importancia y dimensión comercial”.

Para este experto, nos falta imaginación para detonar proyectos de largo plazo con ese país, sobre todo en cuestiones tecnológicas. Un claro ejemplo es Brasil, que tiene un programa de exploración espacial conjunta con China que ha servido como detonador en una relación muy importante en este momento, si bien, como ya mencionamos, aún falta mucho que recorrer y construir en esta relación.

“Pero también hay cosas que no podemos hacer, no podemos ofrecerle a China los minerales que está demandando en todo el mundo, porque carecemos de excedentes exportables importantes de cobre o de concentrados de plomo, ahí no hay mucho que se pueda hacer”.

Por todo lo anterior, es necesario buscar posibilidades para empresas conjuntas en terceros mercados tanto al norte como al sur de México, por lo que se hace necesario aprovechar las ofertas chinas de artículos baratos de buena calidad, pero no todos, porque hay artículos que no son convenientes y suponen algunos riesgos.

Otros especialistas afirman que en lugar de tratar de contener el expansionismo de China, deben buscarse mejores oportunidades que ofrezca como proveedor y como mercado; todo esto nos hace llegar a la conclusión ya analizada desde hace años de que China no es una amenaza, sino una oportunidad de comercio, de inversión y de relación política, sin embargo para hacer esto una realidad, es vital también contar con estrategias y políticas de cooperación inteligentes, con lo que México podría ser para China una verdadera contraparte.

La oferta exportable real de México para China

En este preciso punto debemos preguntarnos ¿qué clase de bienes y productos requerirá China en los próximos años que México podría exportar?

La respuesta es triste y simple, muy pocos, ellos son fundamentalmente importadores de energía, de materias primas e industrial, y de las cuales nosotros también somos, en buena medida, importadores.

Como bien sabemos, México es deficitario en muchos renglones alimenticios y el tipo de manufactura que México vende en el exterior no resulta por razones de diseño, de falta de conocimiento y eventualmente de precios y de condiciones de oportunidad atractivas para el mercado chino.

Si México hubiera manejado correctamente su sector agrícola quizá podría abastecer alimentos o materias primas a China, y lo que actualmente empeora la situación es la falta no sólo de capacitación de productores, sino de visión a mediano plazo en segmentos como por ejemplo el de ganadería.

Actualmente ha ocurrido un fenómeno contradictorio, porque productores mexicanos han vendido a buen precio cabezas de ganado vacuno o caprino, para cría a clientes asiáticos y también del medio oriente, sin pensar que mientras ayudan a fortalecer esos ganados, se afectan ellos mismos, porque a la larga dejan de vender carne y el país empieza a comprar carne importada de sus anteriores clientes.

Falta de visión y estrategia.

Ante este panorama, no se visualiza una relación comercial sino algo más complejo como la cooperación económica, tecnológica, técnica y financiera; todo lo anterior nos hace llegar a una conclusión objetiva, sin razón de ninguna índole política, económica, ni aún diplomática: La relación entre México y China nunca ha estado bien.

Conclusiones

El reconocimiento de China como economía de mercado tiene implicaciones comerciales sobre el tema antidumping y mayor facilidad de operaciones para China.

La mayoría de países que han reconocido a China han tenido como eje la exportación de sus productos a China y el desarrollo tecnológico.

China actualmente mantiene una expansión económica internacionalizando empresas hasta lograr corporaciones transnacionales.

México se ha rezagado en esta relación y el no reconocimiento a China como economía de mercado tiene que ver con su relación de interdependencia económica y comercial respecto a EEUU y la falta de información para los sectores industriales.

Para poder hacer efectiva la relación económica con China México debe lograr políticas económicas consistentes y una mejor distribución de la riqueza, de reconocer a China como economía de mercado podría lograr una relación de complementación y cooperación económica, considerando también que forma parte en las negociaciones del ATTP.

Luego de un estudio que realizamos de los 88 países que en los cinco continentes han reconocido a China como economía de mercado desde 2005 a la fecha, se tuvo como resultado que las ventajas logradas en países como Brasil, Argentina, Perú en América Latina, así como de la ASEAN en Asia, se han traducido en mayores niveles de exportación a China, convenios de colaboración y cooperación, así como en mayor captación de inversión proveniente de China.

De nuestro estudio también se concluye que México no tiene una política real de acercamiento a China, por desconocimiento de la cultura china de hacer negocios y de las oportunidades reales que brinda a nivel inversión de alto nivel.

Si bien países desarrollados como Estados Unidos, Japón y la Unión Europea no han otorgado su reconocimiento, los países emergentes como Singapur, Perú y Chile han logrado consolidar una relación comercial y de complementación económica con China que se traduce en una diversificación de mercados y creación de sinergias industriales.

México ha perdido oportunidades y liderazgo a nivel América Latina, ya que en tanto el gobierno estableció mecanismos de protección industrial sin una simultánea estrategia de información y preparación a empresarios, otros países han avanzado en su vinculación.

México tiene como prioridad a largo plazo la relación con EEUU.

 

Resumen de la ponencia realizada por el autor en el Seminario Internacional América Latina-China, llevada a cabo el 28 de mayo de 2012 en la Facultad de Economía de la UNAM, C.U.

Mario Barron es Gerente de Proyectos Estratégicos en la oficina mexicana de Xinhua, la agencia oficial de noticias de China. Es experto en desarrollo de negocios entre China y México, así como en promoción del turismo asiático.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s