Nuevo organismo internacional: Global Green Growth Institute

21/06/12

Lucero García

58El 20 de junio de 2012, en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable (Río+20), representantes de alto nivel de la República de Corea, Dinamarca, Australia, Reino Unido, México, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Noruega, Suiza y Kazajistán firmaron el Acuerdo para el establecimiento del Global Green Growth Institute (GGGI por sus siglas en inglés) como organismo internacional, bajo los principios del derecho internacional público y todas las prerrogativas que señala la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1969.[1]

El GGGI comenzó como un think tank con sede en Seúl, República de Corea, que desde el 16 de junio de 2010 se dedica a la difusión del modelo de crecimiento verde. Su objetivo es planear, diseñar y financiar proyectos específicos en diversas regiones del mundo para ayudar a los países a transitar hacia una economía basada en dicho modelo.

59El crecimiento verde o economía verde significa fomentar el crecimiento y el desarrollo económicos y al mismo tiempo asegurar que los bienes naturales continúen proporcionando los recursos y los servicios ambientales de los cuales depende nuestro bienestar.[2] El crecimiento verde incluye tres grandes metas:

Lograr un crecimiento estable con un uso mínimo de recursos y energía;

Minimizar el emisiones de dióxido de carbono, y

Desarrollar nuevas alternativas de crecimiento para los países.[3]

Aunque el concepto ha existido desde hace varios años, este tema tomó fuerza a partir de la crisis financiera de 2008, ya que se entendió que la lucha contra la pobreza y la desigualdad en un marco de sostenibilidad ambiental era un asunto central para alentar el crecimiento y recuperar la estabilidad económica de los países. Actualmente el crecimiento verde se discute en distintos foros y organismos internacionales sin contar con una estrategia conjunta planificada, por lo que es común que se dupliquen esfuerzos en los trabajos y en los resultados esperados de diversas actividades de cooperación. Por ejemplo, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, (PNUMA) el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el G20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entre otros organismos y mecanismos internacionales, realizan aportaciones sobre crecimiento verde de forma desarticulada, por lo que un organismo internacional especializado como el recién creado GGGI servirá para dar continuidad y coherencia a los diversos esfuerzos existentes en este tema. Asimismo, contribuirá a la elaboración de mecanismos que permitan a la comunidad internacional encontrar opciones para un nuevo modelo de crecimiento mundial que mejore el nivel de vida de la sociedad y al mismo tiempo, preserve los recursos naturales para generaciones futuras.

En ese sentido, como nuevo organismo internacional, el GGGI tiene como objetivo catalizar la inversión e innovación que promuevan el crecimiento sustentable y la creación de sectores productivos que abran nuevas modalidades de negocios, por lo que se desarrollarán proyectos que propicien:

· Incentivos a la productividad para una mayor eficiencia en el uso de los recursos y bienes naturales, incluidas las fuentes energéticas;

· Oportunidades para la innovación, estimuladas por las políticas y las condiciones de un marco de referencia que den paso a nuevas maneras de abordar los desafíos ambientales mediante el desarrollo de proyectos específicos en los países adherentes y en otros con los que se establezcan mecanismos de cooperación específicos con el GGGI;

· Creación de nuevos mercados al estimular la demanda de tecnologías, bienes y servicios, de manera particular aquellas que propicien un menor consumo energético y bajas en carbono, y

· Fomento a la estabilidad, al establecer condiciones macroeconómicas más equilibradas, claridad en la regulación a largo plazo, menor volatilidad de precios de los recursos naturales, así como el aumento de los ingresos fiscales al fijar precio a la contaminación.

México es un país que ha trabajado ser60iamente en la promoción de una economía verde a nivel nacional e internacional. Por ejemplo, nuestro país se ha comprometido a reducir en 30% sus emisiones de gases de efecto invernadero para el 2020. Además ha elaborado, junto con el PNUMA, el Estudio Prospectivo de Economía Verde y el aumento de la competitividad empresarial, cuyo resultado es la reducción de 18 millones de toneladas de bióxido de carbono, que equivale al 3% de las emisiones nacionales. A nivel internacional, México participa activamente en distintos foros como la OCDE y el G20, en los cuales ha reiterado su compromiso de trabajar en pro de una transición hacia una economía verde. Durante su presidencia en G20, nuestro país ha señalado que “el crecimiento verde puede ser una herramienta útil para un camino al desarrollo sólido en términos ambientales y económicos para la comunidad internacional, puesto que puede crear nuevas actividades de negocios, mercados y oportunidades de empleo en áreas como la agricultura verde, tecnologías de energía limpia y servicios provistos por los ecosistemas. Más específicamente, las políticas de crecimiento verde pueden centrarse en cómo construir la seguridad alimentaria mediante la inversión en agricultura resistente al clima y la infraestructura asociada (como la del agua), y a través de mercados abiertos para el comercio de alimentos, que propicien una respuesta de la oferta a la demanda”.[4]

En este sentido, la incorporación del país al GGGI se alinea con los objetivos de política exterior y los propios esfuerzos nacionales para el fortalecimiento de los acuerdos para gestionar los bienes públicos globales y combatir el cambio climático. Algunos de los beneficios para México de pertenecer a este nuevo organismo internacional son:

· El impulso de políticas de crecimiento verde a nivel mundial de manera coordinada;

· Nuestro país se posicionará como líder regional en la promoción de proyectos sobre crecimiento verde al proveer, con el apoyo del GGGI, cooperación triangular en este tema, y

· México se beneficiará del desarrollo de proyectos específicos en el territorio para su propio proceso de transición hacia una economía verde.

Para más información sobre el GGGI puede consultar la página de Internet: http://www.gggi.org/

Lucero García Reyna estudió Ciencia Política y Relaciones Internacionales en el CIDE. Actualmente trabaja como Subdirectora de Cooperación Internacional en la Secretaría de Energía.


[1] Fuente: http://www.uncsd2012.org/index.php?page=view&nr=323&type=1000&menu=126

[2] Fuente: http://www.oecd.org/dataoecd/0/10/49709364.pdf

[3] Fuente: http://m.korea.net/english/NewsFocus/Policies/view?articleId=100794

[4] Fuente: http://www.g20.org/es/crecimiento-verde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s