La situación en Siria y la acción de la Sociedad Internacional

22/06/12

Raúl Gutiérrez Patiño

61

Foto obtenida de: http://www.avn.info.ve/node/99149 (consultado el 22 de junio de 2012)

Actualmente, los temas referentes a Medio Oriente y el Mundo Árabe han tenido escasa presencia y difusión en México, lo mismo ocurre con nuestro país en esa región, ya que si bien no se tiene una imagen negativa, ésta es imprecisa y refleja a veces un México que ya no existe; por esa razón y en concordancia con los objetivos del plan nacional de desarrollo 2007-2012 en donde se establece que “México mantendrá su postura a favor del diálogo y la solución pacífica de los conflictos con el apoyo de las instancias multilaterales, en especial la Organización de las Naciones Unidas”, resulta necesario realizar un análisis del conflicto en Siria, y así contribuir al entendimiento en torno a la presente situación.

Diversos conflictos se suscitan en diferentes partes del mundo, algunos más sangrientos que otros; ante esa desagradable realidad, muchos actores de las relaciones internacionales, deciden dar mayor importancia a un conflicto sobre otro, dejando de lado la imparcialidad a la que se supone debe estar sujeta la reflexión y sobre todo, el campo de acción para la solución de los mismos.

Los factores a los que obedece esta suerte, son varios y muy complejos, como lo son: la importancia económica del país y/o región en cuestión; su ubicación geopolítica; su presencia en el escenario internacional ; su relación con las grandes potencias; los crímenes de genocidio; así como su coincidencia en el tiempo de los conflictos; entre otros.

La situación en Siria, surgió con pocos meses de diferencia del conflicto en Libia, y al igual que este, estalló como consecuencia de la llamada “primavera árabe” movimiento que tuvo su origen en Túnez; sin embargo y pese a esta escasa diferencia de tiempo entre ambos acontecimientos, la atención de la sociedad internacional se posó sobre Libia, debido a la brutalidad de la represión ejercida en contra de la sociedad civil y por la deserción de ciertos mandos de las fuerzas armadas, debido a las acciones ejercidas por parte del gobierno; sin embargo, estos factores de represión y brutalidad se han repetido en otros países de la región como: Bahrein, Yemen e incluso la propia Siria, lo que no hace de Libia un caso aislado o que merezca una atención especial, luego entonces ¿por qué se actuó en ese país y se ha demorado tanto la acción en Siria? Esta interrogante surge, cuando se voltea hacia atrás en la línea del tiempo y se observa la efervescencia que se desató en Siria, así como las consecuencias por la falta de cooperación en la materia por parte de la Sociedad Internacional; por lo tanto, no puede evitarse la reflexión en que los factores que determinan la atención de un conflicto sobre otro, resultan insuficientes.

La pregunta anteriormente planteada, parece tener una respuesta relativamente sencilla y consiste en hacer mención de la importancia geopolítica de Libia, así como en hacer memoria y recordar los acontecimientos que en la década de los 80, llevaron a un conflicto armado entre Libia y Estados Unidos. Sin embargo, la realidad es que en Siria hay un derramamiento de sangre sin precedentes, y la cooperación en la materia, sólo se ha reducido en coordinar acciones diplomáticas por parte de los Estados, dejando en un limbo de inseguridad, represión y violencia a la población civil que sigue sufriendo las consecuencias del autoritarismo; por lo que resulta difícil o casi imposible poder vislumbrar la concordancia con la búsqueda incansable de la paz, piedra angular de la Organización de las Naciones Unidas, que debe regirse entre y para todos los pueblos por igual.

De acuerdo a información proporcionada por el diario británico BBC news “Las protestas de Siria comenzaron en marzo de 2011 de forma paulatina, pero cobraron impulso luego de que el gobierno tomara medidas enérgicas contra la gente, utilizando al ejército y deteniendo a miles de personas usando a la policía secreta. Había escepticismo sobre la capacidad de movilización de los sirios, pero las ciudades se unieron a las protestas contra el presidente Bashar al Assad, que desde hace diez años está al frente del país tras suceder a su padre, Hafez al-Assad, quien dirigió a Siria con puño de hierro por más de 30 años”.

Actualmente el conflicto en Siria parece ir en crecimiento día con día, y no se ve una salida clara a la situación de violencia imperante en el país, en donde no se respetan los compromisos planteados por mediadores internacionales, lo que ha agudizado las aristas de las controversias y en consecuencia el surgimiento de una hipótesis que muchos analistas ven más como una realidad, en la que afirman que Siria, se encuentra cada vez más cerca de una guerra civil.

Para entrar en materia propiamente hablando, resulta necesario revisar las posturas de los diferentes países y regiones en torno al tema planteados en diversos medios internacionales, principalmente: La Unión Europea, Estados Unidos, Rusia, China, la región del Medio Oriente, para después hacer un hincapié en la postura que ha tomado México, y hacer un análisis referente al actuar del Estado de acuerdo a sus principios en materia de política exterior.

La Unión Europea, descarta una intervención militar en Siria, pese al recrudecimiento de la violencia, ya que consideran que todas sus acciones deben seguir las decisiones internacionales en apoyo del proyecto de Kofi Annan y su plan de seis puntos. La mancomunidad se desmarca de las declaraciones realizadas por el presidente francés Francois Hollande, según quien “la intervención armada no está excluida, a condición de que se haga mediante una decisión del Consejo de Seguridad” de Naciones Unidas. Poco después, Rusia y China anunciaron que utilizarían su poder de veto en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para impedir una acción en esa línea.

En concordancia con los acontecimientos en Libia, las operaciones encabezadas por la OTAN, tuvieron graves críticas respecto a su eficiencia y funcionamiento, ya que no sólo se demoraron mucho más de la cuenta, sino que causaron la muerte de civiles; por lo que el posicionamiento de la Unión Europea, resulta interesante ya que no solo tiene posiciones encontradas, sino que puede vislumbrarse un eco del recuerdo de los acontecimientos en Libia.

Estados Unidos, describió las acciones del gobierno sirio como “bárbaras”. El portavoz del departamento de Estado estadounidense, Mark Toner, dijo que EE.UU. continúa “presionando al régimen de Asad para que desista de usar la violencia”. El gobierno de los Estados Unidos, junto con otros países, expulsó a los Embajadores y representantes diplomáticos sirios, después de la matanza de Houla, ocurrida el 26 de mayo del presente año en donde 100 personas fueron brutalmente asesinadas por fuerzas gubernamentales, asimismo, han manifestado constantemente su enérgico rechazo a la situación de violencia que impera en la región.

Actualmente, Estados Unidos sufre de un problema de credibilidad internacional, en donde han demostrado en reiteradas ocasiones por medio del unilateralismo, que su gobierno, no actúa conforme a los ideales democráticos que supuestamente anhela construir en todo el mundo, por esta razón, pareciera ser que sólo busca ejercer acciones por vía diplomática, sin comprometer su reputación como Estado ante una intervención militar.

Siria cuenta con apoyo de gobiernos como Rusia, el cual, presentó un plan de cinco puntos, así como lograr persuadir a la liga árabe de asumir una postura “absolutamente neutral” en torno a la crisis Siria, a fin de detener la violencia. La iniciativa estipula el cese de la violencia “sea cual sea su origen”, la creación de un mecanismo neutral que supervise el alto el fuego y la no intervención extranjera. Además, contempla la llegada de ayuda humanitaria “sin obstáculos” y el respaldo a la misión del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, para lanzar un diálogo entre el régimen de Damasco y la oposición basado en las resoluciones de ambos organismos. Asimismo, China y los Estados árabes comparten sus metas en cuanto al tema de Siria, en donde destaca el reconocimiento por parte de los países árabes del empeño chino para buscar una solución política a la crisis.

En Medio Oriente, Turquía, Arabia Saudita y Egipto, los tres, países que buscan un liderazgo en la región del Medio Oriente, han condenado la violencia de las fuerzas de Assad. Se debe tomar en cuenta el interés de la sunita Arabia Saudita en que Siria corte relaciones con la chiita Irán, su único aliado en la región; por lo que una intervención armada resultaría muy difícil, por la delicada situación que existe entre Irán y algunos miembros de la sociedad internacional, respecto a su programa nuclear, de esta manera se da una respuesta más a la pregunta planteada en párrafos anteriores.

Las Naciones Unidas han condenado enérgicamente el uso de la violencia en Siria y como se mencionó anteriormente, el Secretario Kofi Annan, estableció un plan, que consta de seis propuestas, las cuales son:

  1. El gobierno se compromete a trabajar con Annan en un proceso inclusivo liderado por Siria para hacer frente a las legítimas aspiraciones y preocupaciones del pueblo sirio, y, con este fin, se compromete a nombrar a un interlocutor autorizado.
  2. Damasco se compromete a detener la lucha y lograr con urgencia un cese de la violencia armada en todas sus formas y por todas las partes involucradas para proteger a los civiles y estabilizar el país. El proceso sería supervisado por Naciones Unidas.
  3. Se debe asegurar la provisión oportuna de asistencia humanitaria a todas las zonas afectadas por los combates, y con este fin, como medidas inmediatas, aceptar y poner en práctica un programa diario de dos horas de “pausa humanitaria”.
  4. Intensificar el ritmo y la escala de la liberación de personas detenidas arbitrariamente, especialmente las personas vulnerables, y aquellos detenidos involucradas en actividades políticas pacíficas.
  5. Garantizar la libertad de circulación para los periodistas en todo el país e implementar una política de visados que no los discrimine.
  6. Respetar la libertad de asociación y el derecho a manifestarse pacíficamente.

Por su parte, el gobierno mexicano anunció un comunicado por medio del sitio web de su cancillería, el cual, expresa lo siguiente: “Considerando la evolución de la situación en la República Árabe Siria, la Secretaría de Relaciones Exteriores, recomienda a los nacionales mexicanos evitar realizar viajes no esenciales a este país. Asimismo, insta a los connacionales que se encuentren en la República Árabe Siria y no tengan que permanecer ahí considerar su salida, tomando las debidas precauciones en tanto hay disponibilidad de vuelos y permanecen abiertas las carreteras.

A quienes permanezcan en la República Árabe Siria se les sugiere:

  1. Evitar traslados que no sean indispensables;
  2. Evitar las aglomeraciones;
  3. No involucrarse en actividades o protestas políticas.
  4. No acudir a los distritos en donde se llevan a cabo protestas.
  5. Respetar las indicaciones y anuncios de las autoridades locales.
  6. Seguir de cerca las noticias, así como los eventos que ocurran en la localidad en que se encuentren.
  7. Mantenerse en comunicación permanente con la Embajada de México en Egipto, así como con el Consulado Honorario de México en Damasco.”

En el sexagésimo sexto periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (66 AGONU) México ha condenado las acciones que provocan la escalada de la violencia y considera que el diálogo y la negociación entre las partes es la base fundamental para crear condiciones que garanticen el desarrollo armónico de la región. Referente al conflicto en Siria, México ha manifestado su preocupación por la muerte de civiles y expresado su condena al uso de la violencia en contra de los manifestantes que exigen mayores libertades políticas y sociales. Por ello, México reiteró su llamado para que se respeten los derechos humanos, se evite el uso de la fuerza y se privilegie un diálogo político incluyente y democrático.

Asimismo, se presentaron en el Pleno del Senado de la República en la sesión del 16 de febrero de 2012, dos puntos de acuerdo que hacen énfasis en la situación del conflicto uno, en donde “se insta al gobierno sirio a respetar la resolución 1674 aprobada por el Consejo de Seguridad en 2006 por la que los países miembros se comprometen a proteger a sus civiles de crímenes contra la humanidad”; entre otros resolutivos y otro, en donde “el Senado de la República solicita a la Secretaría de Relaciones Exteriores diseñar una estrategia que permita a la diplomacia mexicana jugar un rol activo en la solución del conflicto y en el acercamiento de la partes en el marco de los organismos internacionales y regionales involucrados.

Una vez revisadas estas acciones que ha tomado México en torno al conflicto en Siria, podemos concluir que el Estado, se encuentra cada vez más participativo en torno a conflictos de esta naturaleza y que con ello, se demuestra su concordancia de acción, en relación a sus principios normativos en materia de política exterior plasmados en el artículo 89 Fracción X de la Constitución, ya que si bien se respeta la libre autodeterminación de los pueblos, se defiende la búsqueda de la paz y la proscripción del uso de la fuerza en las relaciones internacionales, con lo que México enfatiza el armónico existente con la Organización de las Naciones Unidas, así como el llamado a la solución pacífica de controversias, por medio de la acción de diferentes organismos internacionales competentes en la materia.

Raúl Gutiérrez Patiño es Asesor en la Vice-coordinación de Política Exterior y Asuntos Internacionales del GPPAN en el Senado de la República.  Es Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad Iberoamericana; estudiante de la Licenciatura en Derecho por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México-SUA; Maestro en Corrupción y Estado de Derecho por la Universidad de Salamanca, España.

La opinión expresada es exclusivamente del autor y no refleja la opinión institucional del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales o su Programa de Jóvenes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s