Elecciones 2012: Los cambios tras los cambios

05/03/12

Juan Salvador Gómez Cruces

1

Este año 2012 estará marcado por los cambios en distintos niveles y órdenes de gobierno. Son más de 40 países los que a lo largo del año (y en distintas modalidades) se enfrentarán a elecciones presidenciales, legislativas o ambas, sin mencionar elecciones locales o municipales. Sin embargo, lo que resultará más interesante de estos cambios será observar en qué medida diversos factores emergentes y hasta hace poco tiempo no estaban presentes en el contexto global, hoy pueden influir en los resultados de algunas elecciones.

Alrededor del mundo habrá países clave que elegirán un nuevo presidente, por mencionar algunos; Estados Unidos donde Barack Obama buscará la reelección ante un escenario disímil a cualquier otro en la historia reciente de ese país, es decir, la incipiente recuperación de una de las peores crisis que ha enfrentado la súper potencia. Francia que junto con a Alemania han sido el pilar para el rescate financiero griego y en buena medida el aseguramiento de la continuidad de la Unión Europea (al menos en el corto y mediano plazo). Corea del Sur que enfrenta la incógnita de sus ya de por sí complejas relaciones con el vecino del norte que tras la muerte de Kim Jong Il podrían tomar un rumbo inesperado. También se elegirá presidente en Venezuela donde la salud del propio Hugo Chávez se pone en entredicho constantemente, al tiempo que su proyecto de nación polariza al país en dos extremos.

Además de las elecciones presidenciales en esos y otros países, también este año observaremos con atención lo que suceda en las elecciones parlamentarias en Irán cuyo programa nuclear se encuentra más cuestionado que nunca, o en Palestina en donde el nivel de radicalidad del partido en el poder y el equilibrio de fuerzas en la conformación parlamentaria son cruciales para avanzar o retroceder en la construcción de acuerdos para la paz en Medio Oriente.

Si ya de sí resulta atractivo este año en términos del número de elecciones que tendremos, existen factores radicalmente nuevos que muy posiblemente influirán en los resultados electorales. Basta con considerar que dos países árabes de gran relevancia en África tendrán elecciones presidenciales y parlamentarias, Egipto y Marruecos respectivamente, con lo que ipso facto se desprenden una serie de interrogantes: ¿Qué sucederá en ambas elecciones tras la llamada primavera árabe?, ¿Las elecciones parlamentarias podrían revivir en Marruecos los reclamos de mediados de 2011?, ¿ Egipto podrá vivir un proceso electoral democrático y pacífico?

Si se analiza cada uno de los países con elecciones este año, es imprescindible atender factores que determinantes que van más allá de las propuestas de los partidos en disputa o las personalidades de los candidatos. La peculiaridad de estas elecciones radica en observar cómo cambios vertiginosos, pero en muchos casos profundos podrían decidir quién ejerce el poder. En este sentido, las interrogantes continúan: ¿Podrá Barack Obama atraer a los llamado Occupy Wall St.? O ¿Se convertirán en un movimiento más bien anulacionista al estilo mexicano de 2009? En caso de ser lo primero y ante un escenario de elección muy cerrada, el apoyo de esos movimientos antisistémicos podría ser clave para el triunfo de Obama. Algo que podría aplicar al movimiento de los indignados, que recientemente demostró que podía influir en el cambio de régimen, aunque esto implicara inclinar la balanza a favor del Partido Popular.

En México también existen factores determinantes que apenas en 2006 no representaban un ingrediente a considerar en la decisión de una elección y que hoy cuentan con un peso más significativo. Entonces habría que preguntarnos, ¿Cuál será el papel político de las distintas organizaciones criminales cada vez son más visibles en el país? ¿Existe la capacidad por parte del Estado Mexicano para evitar que las balas o el dinero del narcotráfico pongan candidatos o definan la elección presidencial?

Por otra parte, en Francia el presidente Sarkozy tendrá que enfrentar las críticas de sectores de la población que constantemente cuestionando que de sus contribuciones sean utilizadas para rescatar a Grecia de la irresponsabilidad de sus gobernantes. Es decir, podríamos observar un caso en el que los malos manejos financieros de los gobernantes de un país, tienen un impacto en la continuidad del gobierno de un tercero.

Como se puede observar, estamos ante un fenómeno inusual en la historia contemporánea. Por primera vez somos testigos de movimientos o situaciones que cuestionan el statu quo alrededor del mundo, al grado de cambiarlo radicalmente como fue el caso en los países árabes. Sea por una crisis financiera del tipo “país subdesarrollado” en el primer mundo, sea por movimientos pacíficos que cuestionan el modelo económico, sea por el incremento de la violencia, lo innegable es que el mundo cambió de manera vertiginosa y este año veremos el impacto que ese cambio puede tener en los resultados electorales.

 

Juan Salvador Gómez Cruces es actualmente Analista de Asuntos Públicos en Pfizer México. Anteriormente se desempeñó como asesor en temas internacionales para el Partido Alternativa Socialdemócrata y como representante de ese mismo organismo político ante el Instituto Electoral del Estado de México. Correo electrónico de contacto: juansalvadorgc@gmail.com

 

La opinión expresada es exclusivamente del autor y no refleja la opinión institucional del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales o su Programa de Jóvenes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s